Publicidad

McClellan: Otro ejemplo de comportamiento de onda “pícara”

tomMA continuación traduzco un artículo interesante de Tom McClellan sobre ondas rebeldes o pícaras. Recuerden que tiene por qué representar mi opinión y no debe ser considerado asesoramiento ni recomendación alguna:

“El término “ola deshonesta o pícara” se aplica a las olas extrañamente masivas que aparecen en el océano. La misma física parece acontecer en los movimientos de los precios de las acciones.

wave1Los oceanógrafos que estudian este fenómeno han observado que no se trata solo de que una ola sea muy alta sobre el nivel medio del mar. Una ola rebelde tiene una cresta, y también tiene un canal adyacente que tiene aproximadamente la misma profundidad por debajo del nivel del mar normal que la cresta sobre ella. Eso es lo que hace que una ola rebelde sea tan destructiva y peligrosa para los barcos.

Primero comencé a estudiar este tema en relación con los mercados financieros después de leer un artículo en la revista National Geographic sobre el Proyecto Maxwave. Incluía esta tabla, que es una gráfica real de la altura de las olas medida en el océano:

wave2La hipótesis operativa detrás de la formación de grandes olas pícaras en el océano es que una ola deshonesta “toma prestada” energía de las olas adyacentes, haciéndolas más pequeñas, pero haciendo que la ola deshonesta sea más grande. Finalmente, pasa la ola rebelde, lo que permite que el corte vuelva a sus amplitudes normales por encima y por debajo del nivel del mar.

Al mirar esa tabla, se me ocurrió que había visto esto antes. Entonces, usando un poco de magia en los gráficos, creé esta comparación:

wave3Maxwave plot versus 1929 crash:

El punto clave para adaptar este principio a los mercados financieros es que la noción de “nivel del mar” es diferente. No tiene que ser un nivel de precio fijo, sino quizás una línea de regresión que puede estar inclinada hacia arriba o hacia abajo. Tal es el caso en ese gráfico del evento de ola maliciosa de 1929-32. Y es curioso ver que el mercado de valores “agite” antes y después del gran evento, se parece mucho a la ola que se comenta en el Proyecto Maxwave.

Si se prefiere, se puede “aplanar” la representación del mercado de valores al presentar los precios como la distancia de algún promedio móvil, en oposición a los precios brutos. Aquí hay un ejemplo de esa técnica, que compara el “Accidente en el corto plazo del VIX” de enero de 2018 con la trama de Maxwave:

wave5DJIA Rogue Wave 2018:

Y aquí a continuación hay una tabla de los valores brutos de DJIA del episodio actual, nuevamente en comparación con la serie de Maxwave.

Si esta interpretación es correcta, estamos viendo otro ejemplo de una ola deshonesta en el mercado de valores, entonces la conclusión es que deberíamos ver algún tipo de retorno al “nivel del mar” una vez que el fondo esté hecho. ¿Qué nivel de precios constituye “el nivel del mar?” para este episodio es una pregunta más difícil de responder de antemano. Y después de ese retorno al nivel del mar, también es posible que se desarrolle una nueva tendencia de precios, hacia arriba o hacia abajo, que cambie el aspecto futuro del “nivel del mar”.

wave6Sin embargo, desde el primer gráfico, si mi línea media dibujada a mano es aproximadamente correcta, entonces el rebote para volver al “nivel del mar” actual significaría volver al DJIA inicialmente a alrededor de 26,000 a 27,000, pero sólo como un retorno a mi posible nivel del mar para este ejemplo. Y eso es solo una suposición.

Para ver cómo se han desarrollado las olas rebeldes en otros escenarios de mercado, consulte los artículos anteriores citados a continuación”.

Tom McClellan es editor del The McClellan Market Report.

Traducción libre por Javier Alfayate.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *